Un cuento muy diferente sobre la Navidad

Un-cuento-muy-diferente-sobre-la-Navidad-esencias-para-el-alma-concha-suarez

24 diciembre, 2016
Un cuento muy diferente sobre la Navidad

Probablemente hayas oído contar muchas historias sobre la Navidad.

Hoy te traigo un cuento muy diferente que me gusta mucho en el que la magia de esa noche proviene de mucho tiempo atrás…

Esta historia comienza tras la fiesta del pan, en agosto, cuando el señor de la cosecha ha caído y se ha entregado a la tierra, retirándose a descansar en la Tierra del verano.

 La Diosa, echando de menos a su marido (el Dios Sol), comienza a envejecer debido al dolor y la soledad. El tiempo el frío se acerca y comenzará el invierno, momento en que la tierra se hace fría y estéril.

Por causa de su tristeza la Diosa abandona la tierra en el equinoccio de Otoño (21 de septiembre) para comenzar un viaje hacia la tierra del verano. La Diosa no muere, sino que traspasa el velo en la búsqueda de la visión.

La Diosa desaparece tanto tiempo de la faz de la tierra que en Samhain (1 noviembre) su cuerpo ha sufrido mucho y aparece congelado en el bosque.

Dos semanas más tarde, se oficiará el velatorio en el Castillo del Rey Acebo. Todas las hadas y los seres mágicos vendrán para honrarla, pero se demoran una semana pues vienen de muy lejos, de todos los confines de la creación. 

Un-cuento-diferente-de-Navidad-esencias-para-el-alma-concha-suarez

Entre todos los invitados hay uno muy especial e inesperado, una vieja anciana que a todos asusta por su aspecto. La anciana es extremadamente delgada, como un esqueleto andante, casi no tiene fuerzas y camina con dificultad. Todos se alejan de ella.

La vieja mujer guarda su turno para saludar al Rey, al acercarse a él todos escuchan con atención sus palabras: “hijo mío”; es entonces cuando se dan cuenta que la mujer que les asustaba era la Diosa que había vuelto a ellos, aquella que habían venido a velar.

En su conversación con el rey Acebo la Diosa profetiza que en su interior porta el futuro para la tierra, el Rey Roble, y que cuando éste nazca el Rey Acebo regresará a las tierras del verano.

Un-cuento-diferente-de-Navidad-esencias-para-el-alma-concha-suarez

El Rey Acebo se asustó con la noticia y para escapar de esta maldición encerró a la anciana en una gran torre tapiando sus puertas y ventanas. En la torre dejó un resquicio por el que pudiera pasar la luz del sol y se colaran los pájaros para alimentar a la Diosa.

La Diosa encerrada en la torre supo que no moriría, pero si quería que la vida perviviera en la tierra debía de hacer realidad su profecía.

La vieja anciana comenzó a entretejer magia para lo cual tomo del sol, la luz y el calor necesario para envolver su vientre y atesorarlo. Durante las cuatro semanas siguientes alimentó su ser y según el sol iba perdiendo fuerza, su vientre la ganaba. Tras cuatro semanas nació el nuevo sol.

Es por esto que durante las cuatro semanas anteriores al solsticio encendemos velas. En la primera semana encendemos una, en la segunda dos, en la tercera serán tres y en la cuarta semana encendemos cuatro velas. Representan la luz que crece en nuestro interior dando Fe y Esperanza a los verdaderos sueños.

El nacimiento fue largo y duro para la anciana, tanto que, tras el parto, la Diosa cayó en un sueño profundo, cercano a la muerte. El Dios Sol pensó que su madre había muerto y en su enfado voló transformado en águila hasta el Dios Acebo al que dio muerte enviándole directo a la tierra del verano.

El rey Roble, el nuevo rey sol, regresó con la anciana y al contemplarla se dio cuenta de que solo estaba dormida. Fue entonces cuando partió en la búsqueda de un tronco de árbol de hoja perenne con el que adornar la casa con la esperanza de revivir a su madre. La magia del árbol hizo que ella poco a poco rejuveneciera, sin embargo, no despertó.

Un-cuento-diferente-de-Navidad-esencias-para-el-alma-concha-suarez

Mientras duerme la Diosa sueña.

Sus sueños nos llenan de inspiración y esperanza, y no es hasta la primavera, cuando las frías noches quedan atrás, que la Diosa nos ayuda a materializar todo lo que hemos estado soñando

¡Sueña! para que tus sueños se materialicen en primavera…

¡Felices sueños!

(Nota: traducción libre de Susana Ortega de un cuento encontrado en Internet en el que no estaba citado el autor)

¿Sabes cómo vivir con poder y valentía?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los artículos con los que hacer brillar tu vida
Concha
info@esenciasparaelalma.com

Mi nombre es Concha y considero que la experiencia de vivir es única. Por eso, me encanta ayudar a las personas a soltar aquello que les impide avanzar en su vida, acompañándolas a desarrollar sus talentos, su potencial, sacar a la luz su verdadera esencia y que puedan tener una vida plena y feliz.

No Comments

Post A Comment